jueves, 26 de septiembre de 2013

BULEVAR GAMONAL.

Las plazas en el párking de la calle Vitoria costarán 19.255 euros, IVA incluido

 
Copsa y Aroasa. Esta UTE de 2 empresas (la segunda pertenece a Arranz Acinas) se adjudica la obra por los criterios subjetivos

Copsa y Aroasa (Arranz) construirán el bulevar de la calle Vitoria y el aparcamiento subterráneo de la calle Vitoria, que tendrá 256 plazas para residentes y costarán 19.225 euros incluyendo el IVA. La cuota para los propietarios (que lo serán cuando se apruebe el nuevo PGOU y las concesiones pasen a mejor vida) ascenderá a 15 euros mensuales.
Esa es la propuesta de adjudicación que ahora tendrá que ser oficializada y que es consecuencia de la apertura de plicas (ofertas) celebrada a primera hora de ayer en dependencias municipales. Hasta el tramo final del proceso habían llegado dos ‘novias’, las únicas que pujaron en el concurso por quedarse con uno de los proyectos cruciales de la legislatura de Javier Lacalle.
La primera era la que finalmente resultará adjudicataria, mientras que la segunda venía de una empresa cántabra (Copsesa). En este caso, la oferta económica era más baja, siendo el coste de la urbanización de 7.623.835 euros frente a los 7.893.234 euros que cobrará la UTE. Lo mismo sucedía con el coste de las plazas de aparcamiento. En números redondos, se exigía que su precio no fuera superior a los 21.000 euros incluyendo el IVA. Ambas cumplieron. Copsa y Aroasa las venderán a 19.225 euros (precio final) mientras que Copsesa las ofrecía a 17.830 euros.
Sin embargo, la diferencia económica (de 269.399 euros en la urbanización y de 1.425 euros en cada plaza de garaje) no inclinó la balanza. Lo hizo el denominado ‘sobre b’, el que contiene la valoración de los criterios subjetivos. Se trata de un informe emitido por un funcionario de Fomento en el que se valoran (sobre un total de 40 puntos) dos aspectos que se consideraron fundamentales (y se diseñó el concurso para que tuvieran un peso determinante): el plan de obra y el proceso constructivo.

la diferencia. La distribución de esos puntos «se justifica asignando mayor puntuación a aquellas ofertas que introducen algún sistema que haga compatible la ejecución de las obras con la necesaria actividad diaria de los vecinos y usuarios de la zona, bien sea como peatones, ciclistas o usuarios de bus, o bien como conductores de vehículos particulares», tal y como reza el informe, al que ha tenido acceso este periódico.
En cuanto al programa de trabajo, se valora que ambas ofertas cumplen adecuadamente y con coherencia los objetivos perseguidos, por lo que se otorgó 10 puntos a las dos. En la organización de las obras se considera adecuada la primera oferta pero no la segunda, ya que proponía «simultanear las obras» del párking con la urbanización, algo que se ha considerado «incoherente». Copsa y Aroasa reciben 14 puntos y Copsesa 5. Por último, en lo relativo a la organización del tráfico rodado se interpreta que ambas cumplen con el estudio, pero se considera «más detallada» la primera oferta, por lo que se la otorgan 13 puntos frente a los 10 de Copsesa.
Así que, en total, la diferencia en el informe del «juicio de valor» se establecía una distancia de 12 puntos (37 frente a 25) en favor de la UTE. La rebaja económica planteada por la empresa cántabra le otorgó una ventaja sobre su competidora de tres puntos, por lo que la diferencia seguía siendo de nueve. Así las cosas, la propuesta de la mesa de contratación será coherente con el informe de los criterios subjetivos y la obra será para la UTE de capital burgalés.

los plazos. En el aspecto en el que sí que eran clavadas las dos ofertas (además de limitarse a la capacidad decretada como mínima para el párking) es en el plazo de ejecución de las obras. Ninguna se atrevió a reducir el periodo de 16 meses en los que hay que abrir la calle Vitoria, construir el párking y urbanizar toda la superficie entre Santa Bárbara y La Antigua.
Una vez que se haga oficial la adjudicación, se abrirá un proceso de firma de contratos y replanteo que puede llevar en torno a un mes, por lo que si nada se tuerce las máquinas deberían entrar en la calle Vitoria hacia el mes de noviembre (el equipo de Gobierno siempre mantuvo que a finales de este año el bulevar estaría en ejecución). Eso situaría el final de los trabajos de urbanización en la primavera de 2015